Tips sobre dermocosmética

Buscar por

La dermocosmética es una disciplina y también una rama de la farmacia, la cual se centra en el estudio y la fabricación de productos de aplicación tópica, los cuales tienen objetivos tanto cosméticos como terapéuticos.

En este sentido, cuando se trata de dermocosmética, hace referencia a productos para el cuidado de la piel y el cabello, los cuales permiten tratar afecciones que no son patológicas y mejorar la apariencia.

Es decir, son complementos de tratamientos médicos y a la vez, benefician la estética y la belleza. Ahora bien, es conveniente seguir algunos tips de dermocosmética, para su mejor aprovechamiento, estos a continuación:

  • Limpiar la piel todos los días, incluso aunque no se utilice maquillaje, es fundamental retirar todas las impurezas al final del día, de lo contrario podrían tener efectos negativos en la piel. Al respecto, usar un algodón con agua micelar, algún tónico, espuma o jabón. Por supuesto, siempre cuidando que sean fórmulas delicadas y que respondan a las necesidades específicas de la piel. Cabe destacar, tanto mujeres como hombres deben tener una rutina de cuidado de la piel, en el caso de los caballeros suelen necesitar de productos con texturas ligeras, ya que su piel es un poco más gruesa que la de las mujeres. Por ello los geles y lociones son una buena opción.
  • La exfoliación de la piel no puede faltar, conviene exfoliar el rostro una vez a la semana y el resto del cuerpo cada 15 días. Se trata de eliminar las células muertas, células que cambian como parte de un proceso natural. Es importante utilizar un producto de calidad que atienda las particularidades de la piel, evitando el enrojecimiento, picor e irritación.
  • La constancia es fundamental dentro de la dermocosmética, no se trata de usar grandes cantidades de algún producto. Al contrario, se trata de usar pequeñas cantidades todos los días, tener una rutina de cuidado.
  • Recordar que los aceites son beneficiosos y también necesarios en pieles grasas, se trata de elegir aquel cuyas propiedades atiendan los requerimientos personales.
  • Cuando se utilizan productos para el contorno de los ojos, este debe ser aplicado específicamente allí y no en otra zona, por ejemplo la zona del párpado móvil es más grasosa y no necesita ningún producto. Es decir, se debe aplicar en el párpado inferior y en las arrugas conocidas como patas de gallo.
  • A la hora de cuidar el cabello, no conviene aplicar un producto sobre otro. Esto solo puede deteriorar el cabello. Además, cuando se utilizan geles de peinado, fijadores de spray y espumas, es necesario cepillar el cabello antes de ir a dormir.
  • Para tratar la caspa es necesario utilizar champús y tratamientos capilares diseñados para ello, incluso va bien utilizar comprimidos alimenticios, los cuales representan un refuerzo de componentes o elementos muy útiles.

Por último, usar correctamente todos y cada uno de los productos de dermocosmética, siguiendo sus respectivas instrucciones o indicaciones. También cerrarlos muy bien y almacenarlos en un lugar seguro para que mantengan en ideales condiciones y garanticen los efectos deseados.