Qué es un servidor VPS y qué beneficios aporta

Un servidor web permite alojar todos los archivos y datos de un sitio web y posibilita que los usuarios puedan acceder a todas sus funcionalidades, navegar e interactuar y hacer uso de sus recursos. En el mercado actual es posible acceder a tres tipos diferentes de servidores web: compartidos, dedicados y VPS.

Un VPS, Virtual Private Server o Servidor Virtual Privado, es producto del desarrollo de la tecnología de virtualización que posibilita que un servidor físico de amplias capacidades pueda ser dividido en varios servidores virtuales, cada uno con recursos exclusivos.

Cuando un cliente alquila un VPS para alojar sus proyectos web tiene acceso exclusivo a recursos como procesador (CPU), memoria RAM, almacenamiento en disco duro o disco sólido, ancho de banda, entre otros. Una diferencia notable con los servidores compartidos donde tiene que compartir los recursos con otros proyectos alojados en el servidor.

Esto es posible ya que la tecnología de virtualización separa el servidor físico en distintos servidores individuales, instalando capas virtuales en el sistema operativo (SO), de esta manera cada cliente tiene su propio sistema operativo y puede instalar de forma individual todo el software que necesite, asegurando un alto nivel de funcionalidad gracias a los recursos exclusivos de que dispone.

Actualmente, muchas empresas pequeñas y medianas, así como emprendedores se deciden por contratar un plan de hosting VPS para sus proyectos web, ya que les brinda una gran cantidad de beneficios, entre los más importantes tenemos:

Alto nivel de seguridad

Los VPS brindan recursos exclusivos y un alto nivel de seguridad, lo que garantiza que los proyectos web alojados tengan funciones de seguridad mejoradas. Además pueden ser monitoreados desde cualquier lugar y en cualquier momento. Una de las ventajas es que brindan todas las facilidades y la seguridad necesaria para incluir en el sitio web una tienda online.

Funcionamiento óptimo del sitio web

Los sitios web alojados en un servidor compartido tienen que competir por los recursos, por ello, cuando un sitio comienza a crecer y necesita más recursos tiende a verse afectado, la falta de recursos aumenta los tiempos de carga y acceso a las funcionalidades, un factor que impulsa la tasa de rebote. 

Un VPS en cambio, garantiza un funcionamiento óptimo del sitio web, ya que garantiza recursos dedicados de forma exclusiva, por lo que el sitio puede crecer sin ver afectada sus funcionalidades o ralentizarse.

Manejo adecuado del volumen de tráfico

Cuando se crea un sitio web, se espera que el volumen de tráfico aumente en forma constante, un servidor VPS permite un manejo adecuado de grandes volumen de tráfico, garantizando un alto nivel de funcionalidad, el decir el sitio no se ralentizará, ni el servidor se bloqueará por el aumento del tráfico. 

Accesibilidad

Uno de los principales beneficios del hosting VPS es que permite que se pueda contar con recursos exclusivos a costos muy asequibles. Es una opción significativamente más económica que un servidor dedicado, que ofrece la posibilidad de contar con los recursos que un sitio web necesita para soportar su crecimiento, garantizando un alto nivel de funcionalidad.

Deja un comentario