Las 10 enfermedades más extrañas del mundo

1.     Argiria

Afecta el color de la piel haciéndola ver de color azul grisáceo. Esto como consecuencia a la exposición de la plata o una de sus formas salinas por aquellos que trabajan con este metal o consumen suplementos coloidales.

2.     Elefantiasis

Lo que padecen las personas con esta enfermedad es un tamaño anormal y muy grande en ciertas partes de su cuerpo, por lo general afecta las piernas y la parte externa de los órganos genitales. Esta es causada por la infección común parasito llamado filarias transmitidos por mosquitos en zonas tropicales, afectando el sistema linfático.

3.     Esclerosis lateral amiotrófica

Esta es una enfermedad en la que el sistema nervioso se va degenerando y se van perdiendo aquellas neuronas asociadas a funciones motoras. Trae como consecuencia atrofia en la musculatura y de forma asimétrica, lo que lleva a minusvalía y sin tratamiento a la muerte.

4.     Insensibilidad al dolor

Es una anomalía genética que impide a la persona que la padeces sentir dolor o temperaturas. Otro síntoma es problemas en sus glándulas sudoríparas que impiden la correcta transpiración de quien la padece y esto desencadena en fiebre.

5.     Líneas de Blaschko

Son manchas cutáneas que se manifiestan en forma de V en la espalda o en una S en el pecho de quien la padece, está asociada a otras enfermedades dermatológicas. Es consecuencia de un mosaico genético en el cromosoma X.

6.     Progeria

Quien la padece pasa por un envejecimiento acelerado y que comienza a temprana edad. Está presente en al menos 1 de cada 7 millones de personas y dificulta en la persona afectada dificultada en el crecimiento y desarrollo del cráneo de forma acode a la estatura del individuo. Alopecia, rigidez articular y piel arrugada son otros de los síntomas.

7.     Síndrome de Moebius

Es una enfermedad heredable en el que no se desarrollan los dos nervios craneales de forma correcta, como consecuencia se tiene problemas en el sistema nervioso, así como parálisis facial. No afecta el desarrollo intelectual pero tiene consecuencias en el habla.