▶️ Ganglios Inflamados en el Cuello por Estrés y Ansiedad 👉 Causas

Los ganglios linfáticos o también conocidos como nódulos linfáticos, son una estructura por el cual circula la linfa, el cual es un líquido transparente que sale de los capilares sanguíneos al espacio intercelular, se diferencia de la sangre debido a que esta no posee hemoglobinas ni glóbulos rojos, y a la ves que no transporta oxígeno, se encarga de filtrar las sustancias de tal forma que frenan a las bacterias o virus y  se propaguen por el sistema linfático, para que de esta forma sean integradas de nuevo en los vasos sanguíneos.

Este sistema es considerado como parte del sistema inmunitario, ya que esta contiene los linfocitos el cual pelean contra las infecciones y la entrada de elementos patológicos en el organismo, estos ganglios se encuentran repartidos en cadena por todo el organismo, algunas de las zonas más conocidas son el cuello, por debajo de la barbilla a ambos lados, axilas e ingle, también se encuentran en el abdomen o el pecho.

Síntomas

Nuestro sistema linfático, está compuesto por órganos, vasos y ganglios linfáticos, el cual se encuentran ubicados en todo nuestro cuerpo, muchos de esos ganglios se encuentran ubicados en la región de la cabeza y el cuello como mencionamos anteriormente, los que mayormente sin inflaman son aquellos que se encuentran en la zona axilar y la ingle.

Los ganglios linfáticos inflamados son un signo de que algo no está bien en el cuerpo, si nuestros ganglios linfáticos se encuentran inflamados debemos prestar atención a lo siguiente.

  • Sensibilidad y dolor en los ganglios linfáticos
  • Moqueo, dolor de garganta, fiebre
  • Inflamación general de los ganglios linfáticos en todo tu cuerpo, lo que puede indicar una infección, como VIH o mononucleosis, o un trastorno inmunitario, como lupus o artritis reumatoide
  • Ganglios duros, fijos en su lugar y de rápido crecimiento, lo que indica un posible tumor
  • Sudoraciones nocturnas

Ganglios inflamados

Son producidos generalmente como consecuencia de la exposición a bacterias o virus, una de las causas de que los ganglios linfáticos se inflamen,  es por una infección denominada lidadenitis, o el cáncer que muy pocas veces suelen  causan dicha inflamación, los ganglios linfáticos realizan un papel fundamental en la capacidad del cuerpo, pues ayudan a combatir infecciones, actuando como filtros y atrapan virus, bacterias y tras causas de enfermedades y esto antes de que pueda llegar a infectar otra parte del cuerpo.

Los lugares donde podemos notas los ganglios inflamados son en el cuello, debajo del mentón, en las axilas y en la ingle. Muchas veces cuando los ganglios se inflaman el uso de compresas tibias pueden ser uno de los elementos para disminuir la inflamación, sin embargo, lo más recomendado es si notas dichas inflamaciones dirigirse de inmediato al médico.

Otra razón por la que los ganglios linfáticos puedan inflamarse son las siguientes, ya que su función principal es la protección del sistema inmunólogo, este suele ser muy sensible a diversos cambio

  • Infecciones debido a los resfriados, gripes o la amigdalitis
  • Infecciones bacterianas específicas: sífilis, tuberculosis, intoxicación por salmonela
  • Infecciones por lupus
  • Infecciones virales como la rubéola, el sarampión
  • Infecciones por otros patógenos como la malaria
  • Las enfermedades reumáticas
  • La inflamación causada por medicamentos: perclorato, cotrimoxazol, hidantoína
  • El estrés, dormir mal, la mala alimentación, la falta de nutrientes

Ganglios inflamados en el cuello por estrés y ansiedad

Este suele ser uno de los motivos por el cual los ganglios linfáticos suelen inflamarse, ya que el estrés y la ansiedad puede ser causados, por tener un estilo de vida agitado, tener mucha carga laborar o familiar, angustia o tensiones pueden implicar en la manifestación psicológica, de condura y lo física,  convirtiéndose en los principales motivos por el cual la persona que sufre de ganglios linfáticos, se les inflama con más frecuencia, sin encargo suele desarrollar diversos cuadros sintomáticos pero el más frecuente suelen presenciarse con más con la aparición de la  inflamación de los ganglios linfáticos.

Dichas manifestaciones de estrés y ansiedad se manierista en la zona del cuello, esto debido a que existe una conexión directa entre el estrés y el sistema inmunológico, esto debido a que el sistema inmunológico tiene la capacidad de mover a enfermedades de origen infeccioso, además de agravar enfermedades autoinmunes, por lo que suele manifestaste inflamando los ganglios linfáticos del cuello.

Ya que estos son los encargados de colar el líquido linfático, con el fin de ayudar a combatir cualquier tipo de infecciones y enfermedades, que puedan complicar al resto de nuestro cuerpo, dichos ganglios se encuentran distribuidos en forma de cadenas, agrupadas en zonas como el cuello, axilas, cabeza, ingle.

Cuando los ganglios linfáticos del cuello se encuentran inflamados, por causas del estrés o la ansiedad, puede ir combinada con mucho dolor, por lo que a muchos se les recomienda tener una vida tranquila evitando completamente el estrés, con el fin de no causar la inflamación de esta, ya que puede causar tanto dolor como diversas infecciones que puedes agravar la salud.

Síntomas y diagnóstico de los ganglios inflamados en el cuello por estrés

Algunos de los sistemas que puede causar la inflamación de los ganglios causadas por el estrés son las siguientes:

  • Inflamación de la zona del cuello.
  • Dolor causado por la inflamación
  • Inquietud
  • Insomnio

Para poder saber en concreto si la a causa de la inflamación de los ganglios es el estrés, se deben realizar diversos exámenes médicos de forma integral, además exámenes psicológicos, con el fin de detectar y dar con un diagnostico que presente los causantes del problema.  Por desgracia la aparición del estrés, puede causar que el organismo sea capaz de responder de manera automática y casi inmediata, pues esta conlleva a activar el sistema nerviosa central para producir neurotransmisores, cuando el estrés afecta a nuestro sistema inmunológico, podemos estar en presencia de insomnio, resfriados constantes, dolores de cabeza, palpitaciones, agotamiento e incluso diarrea, náuseas y vómitos.

Cómo fortalecer el sistema inmunológico afectado por el estrés

La mejor forma de fortalecer nuestro sistema inmunológico debilitado por el estrés, es mejorando nuestro estilo de vida, incluyendo medidas naturales y eficaces como:

  • Vitamina C:estas las podemos encontrar por medio de las fritas como: fresas, naranjas, mangos, tomates, ayudan a combatir las infecciones protegiendo las células.
  • Vitamina E:son aquellas que se encuentran presente en las verduras, algunas frutas, y frutos secos como la nuez y las almendras, nos ayuda a estimular la producción de glóbulos blanco
  • Alimentos con betacarotenos:lo encontraos en los alimentos como las zanahorias, maíz, patilla, remolacha, auyama, el cual nos fortalece el sistema inmune.
  • Llevar luz natural en el día:esta nos ayuda a mejorar el sistema inmunológico y la salud en general. Se recomienda salir de casa y disfrutar del aire libre y del sol, a menos de que por situaciones de salud no se puede lo mejor es estar cerca de una ventana para que nos llegue la luz del sol
  • Sé alegre:aléjate de la depresión, el estrés y la ansiedad, por lo que debes mantenerte optimista en cualquier momento

Medidas para combatir el estrés

Podemos decir que no existen medidas específicas para combatir el estrés, pero sin embargo podemos darte algunos consejos que te podrán ayudar a relajarte y no tener tantas tenciones

  • Hacer Ejercicio: los ejercicios cardiovasculares como caminata, trotar, andar en bicicleta o escaladora te ayudaran a estar más relajado y combatir el estrés.
  • Técnicas de relajación: hacer meditación, yoga, pilates, masajes, relajación muscular.
  • Dieta: comer de forma balanceada, se debe evitar exceso de bebidas con cafeínas y golosinas. Aproveche la hora de comida para compartir con sus seres queridos.
  • Descanso:intentar dormir lo suficiente, desconectarse en los tiempos libres de las situaciones que le produzcan estrés.
  • Reforzar vínculos afectivos: unión familiar, de pareja y amistad son muy importantes de fortalecer ante estrés.
  • Apoyo psicológico: asistir psicólogo ya que proporcionara herramientas útiles para el manejo de situaciones conflictivas que pueden producir estrés.

Los ganglios del cuello inflamados provocan dolor de garganta

Muchas veces la garganta inflamada es indicio de gripe, como también de infecciones bacterianas como sucede con la amigdalitis, sin embargo, otro causante del dolor de garganta son los ganglios linfáticos inflamados, pues se inflaman debido al exceso de trabajo del sistema inmune para combatir la infección, normalmente los nódulos linfáticos se encuentran en los laterales del cuello, por lo que es posible que comiencen a dolores, causando incomodidad para tragar y mal aliento.

Por lo que lo más aconsejable es dirigirse al médico general, o su médico de cabecera, para que le realice una evaluación general, y le pueda indicar las causas del dolor de garganta, si el dolor de garganta es producido por una infección bacteriana, su recomendación serán utilizar antibióticos, sin embargo, también se encuentran los remedios caseros que puede utilizar.

Ganglios inflamados en niños

Es uno de los temas que a muchos padres le suelen preocupar, sin embargo, no hay razón por la de que preocuparse, ya que los ganglios son como un vigilante que están siempre alerta, cuando algo no funciona en nuestro organismo, a pesar de que se trate de un trastorno sin importante, siempre se debe estar pendiente de los síntomas que puedan presentar nuestros hijos, con el fin de acudir lo más rápido al medio y descartar cualquier problema referente a los ganglios.

Causas de los ganglios inflamados

  • Las linfoadenopatías: son las alteraciones en el tamaño, el número y la consistencia de los ganglios linfáticos, en los niños tiene un origen infeccioso el cual resulta espontáneamente en 4 a 6 semanas, esto afecta el 80% de los niños, los ganglios inflamados están relacionados con infecciones que no revisten importancia (faringitis, amigdalitis, rinitis y conjuntivitis).
  • El organismo del niño es muy rico en tejido linfático. Por lo que es inevitable que los ganglios inflamados sean un fenómeno frecuenteYa que los pequeños presentan respuestas inmunitarias más evidentes y tienden a enfermar con mucha más frecuencia que los adultos, con repetidas infecciones bacterianas, sobre todo, entre el un año de edad y los cuatro años edad.

Por lo que podemos decir que los ganglios linfáticos inflamados en los niños, pueden ser más o menos perceptibles al tacto, esto dependiendo de la delgadez del niño, sin embargo, también son menos frecuentes en los bebes pequeños, pero es muy normal percibirlos cuando ya son mayores a la edad de 12 y 15 años, que han sufrido una infección, siendo esto una prueba de que su sistema inmunitario reacciona, cuando son niños en las zonas que se inflaman son en la cabeza y el cuello.

Ganglios axilares inflamados por estrés

Los ganglios linfáticos inflamados en la zona de las axilas, son comúnmente llamados ganglios axilares inflamados, el cual puede presentar síntomas de afecciones, tales como el cáncer de mama, infecciones, protuberancias, hinchazón, etc.

Los líquidos de la linfa, el cual es un líquido transparente que produce la sangre con el fin de nutrir las células y los tejidos, surgen de los brazos, piernas, abdomen, cuello, pechos, senos, pasando por los nudos o ganglios linfáticos axilares con el objetivo de regresar al sistema circulatiro de la sangre.

La inflamación de los ganglios axilares, pueden corresponder, a una condición anormal, el cual siempre va a requerir de una consulta médica, el cual realizara una serie de pruebas y estudios que determinaras las causas de dicha inflamación. Las causas de los ganglios inflamados en la axila, básicamente están relacionados con:

  • El exceso de producción de células de linfocitos debido a la presencia de antígenos en el cuerpo: infección, tumor o enfermedad autoinmune.
  • Un tumor que implica el ganglio linfático en sí (linfoma)
  • Un secuestro de patógenos filtrados en el nodo: bacterias, virus.
  • Una acumulación de células cancerosas desde otro sitio del tumor (ganglios linfáticos metástasis)

Entre las causas de los ganglios linfáticos inflamados en la axila incluyen:

  • Artritis
  • Anemia
  • Lupus
  • Cáncer de mama
  • Linfomas, cáncer, leucemia
  • Infecciones en el organismo
  • Faringitis
  • Sarampión
  • Herpes
  • SIDA

Por otro lado también podemos decir que la inflamación de los ganglios axilares pueden ser provocados por causas del estrés, el cual puede provocar síntomas psicológicos en la persona, afectando de esta manera su conducta y la salud de su cuerpo, el estrés puede ser uno de los causantes más grave, para causar la inflamación de los ganglios, ya que afecta directamente al sistema inmune del cuerpo, dándole paso a la aparición de enfermedades infecciosas, autoinmunes, los cuales terminan por manifestarse en los ganglios de las axilas.